ACAPULCO, Gro., 15 de enero de 2020.- El gobernador Héctor Astudillo Flores dijo que la polémica generada por la presencia de los delegados federales en las sesiones del grupo de Coordinación para la Reconstrucción de la Paz en cada entidad “quedó atrás”, y aseguró que hay “neutralidad política en seguridad”.

En declaraciones a reporteros luego del acto protocolario por el cambio de marca del antiguo Grand Hotel a Dreams Acapulco Resorts & Spa, de la firma AMResorts, el mandatario indicó que “no hay horarios” ni “condiciones” de los delegados federales para la realización de dichas juntas que se llevan a cabo todas las mañanas y en diferentes municipios de Guerrero.

“En la seguridad no puede admitirse, ni darse el lujo, por parte de quienes gobernamos, de meterle tema político”, expresó.

Héctor Astudillo informó que la reunión plenaria con los gobernadores en Ciudad de México el martes pasado, se desarrolló antes de la cena con el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

En relación a los grupos de autodefensa, señaló que en otros gobiernos se promovió su proliferación, y coincidió con lo que expresó López Obrador, quien reconoció que no es fácil combatirlos pues “muchos se coluden con la delincuencia”.