CHILPANCINGO, Gro., 11 de febrero de 2019.- La presidenta de la Asociación Guerrerenses contra la Violencia Hacia las Mujeres, Marina Reyna Aguilar consideró que existe simulación de las autoridades responsables de atender la Declaratoria de Alerta de Violencia en Guerrero, en donde en lo que va del año tienen registrados 19 asesinatos dolosos contra mujeres.

En entrevista, la activista feminista dijo que los ayuntamientos debieron instalar su Sistema Municipal para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, y el Sistema Municipal para la Igualdad entre Mujeres y Hombres, durante el primer mes de gobierno sin embargo no lo han hecho.

En ese sentido, informó que de los 81 municipios, sólo Acapulco instaló el Sistema Municipal para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, lo que significa un trabajo a medias.

Indicó que en el caso de Chilpancingo la situación que se vive es preocupante no sólo por los asesinatos, sino porque se han sumado desapariciones de mujeres, y aún así el Ayuntamiento no ha hecho acciones concretas; incluso, sostuvo, en su informe de los 100 días el alcalde Antonio Gaspar sólo mencionó que se llevan a cabo acciones para erradicar la violencia contra las mujeres.

Criticó que el presidente municipal declarara que la situación que se vive en la capital no es para alarmarse, no obstante tiene la obligación de llevar a cabo las acciones necesarias para evitarlo; consideró que dentro del Sistema deberían estar en sesión permanente, en alerta, sin embargo no lo llevan a cabo, a pesar de que Chilpancingo ocupa el segundo lugar en ambos delitos.

En ese sentido, informó que durante su participación en las audiencias públicas que se llevan a cabo en el Senado para la reforma a la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, hizo la propuesta para que se incluyan sanciones a las autoridades que sean omisas en sus obligaciones pues existen sus obligaciones legales, pero no existe qué ocurre si no cumplen.

“Estamos pidiendo que en esta reforma de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia se incluyan sanciones a servidoras y servidores públicas y por las omisiones que están sumándose a los casos de feminicidios y desapariciones”, finalizó.