CIUDAD DE MÉXICO, 6 de enero de 2019.- Ante el panorama de desabasto en entidades donde el combustible ya no se tiene en las gasolineras y ha provocado pánico entre la población, el presidente de México Andrés Manuel López Obrador aseguró que, sin caer en la autocomplacencia,  el plan implementado para frenar el robo de combustible ha funcionado en pocos días.

En un mensaje este domingo durante el arranque del Programa de la Zona Libre de la Frontera Norte en Tijuana, Baja California, aseguró que se trata de una cortina de humo y una farsa, pues en realidad, sostuvo, “este robo se permitía desde el gobierno, ahí se manejaba toda la transportación de las gasolinas, ahí es donde se ven los monitores donde van los ductos, qué presión tienen, ahí se ve porque están desviando combustibles a redes paralelas con este propósito”.

“Se robaban 60 mil millones de pesos al año de combustible, con el huachicol, nos hacían creer que era por la ordeña de ductos, era una cortina de humo, toda una farsa”.

Señaló que desde el gobierno de Fox se tenía contabilizado el robo en Hacienda y se descontaban en aquel entonces hasta 10 mil millones por robo de combustible, y ahora llegó hasta 60 mil millones.

El mandatario federal advirtió que a pesar de que hay quienes buscan vencerlo ante su plan de combate al huachicol, continuarán con este objetivo.

“No quieran jugar a las vencidas, porque va a triunfar la ley y la justicia”, enfatizó sobre los ladrones que, dijo, creen que van a vencer a su gobierno.

Más información aquí.