MORELIA, Mich., 17 de febrero del 2017.- Los comuneros del barrio de San Francisco, en Apatzingán, Michoacán, fueron víctimas de secuestro y amenazas por parte del crimen organizado, que los despojó de sus terrenos y cuya vocación es de carácter forestal.

Así lo aseguró Rafael Gallegos Espinosa, comunero, quien dijo que los predios arrebatados fueron producto de una donación hecha por el general Lázaro Cárdenas.

Y es que el terreno del que fueron despojados, más de 60 hectáreas no fueron destinadas sólo para la siembra de aguacate.

Aseguró que el crimen organizado instaló al menos cuatro narcolaboratorios que fueron desmantelados por las autoridades.

La nota en Quadratín Michoacán.