CHILPANCINGO, Gro., 25 de septiembre de 2020.- Crescenciano Niño Luján, un campesino indígena de la comunidad de Macuixcatlán, municipio de Chilapa, desapareció el 12 de noviembre del 2014. Ahora, seis años después, sus familiares acudieron al Servicio Médico Forense en la capital a recoger sus restos.

La familia Niño Luján presentó la denuncia formal por desaparición en noviembre de 2014 ante el Ministerio Público de Chilapa, pero tuvo que esperar seis años para que las pruebas de ADN fueran analizadas y los restos fueran identificados.

El campesino nahua desapareció en el trayecto de Chilapa a Macuixcatlán, tras acudir a la cabecera municipal a comprar material para el campo.

En entrevista, el representante del colectivo Siempre Vivos, José Díaz Navarro, acusó a la Fiscalía General del Estado de cometer negligencia y deficiencias en la identificación de Crescenciano.

Agregó que el colectivo hará llegar un documento al presidente Andrés Manuel López Obrador sobre la violencia e impunidad que se vive en Chilapa y en los municipios circunvecinos, y aseguró que del 2010 a la fecha se han reportado 500 desapariciones.  

Añadió que también pedirán que se cumplan las 25 órdenes de aprehensión que fueron emitidas en 2016 contra personas ligadas al crimen organizado en esa ciudad, así como en contra de los hombres armados que irrumpieron el 9 de mayo del 2015 en la cabecera y se llevaron a más de 60 habitantes.