CIUDAD DE MÉXICO, 7 de julio de 2020. — Una parte de los restos humanos que fueron enviados a la Universidad de Innsbruck, en Austria, fueron identificados, y pertenecen a uno de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, Christian Alfonso Rodríguez Telumbre.

Omar Gómez Trejo, titular de la Unidad de Investigación y Litigación para el Caso Ayotzinapa (UILCA) de la Fiscalía General de la República (FGR), confirmó este martes en un mensaje en video, que gracias a la cooperación institucional con organismos de otros países, se logró dar certeza sobre la muerte de uno de los jóvenes normalistas.

El funcionario informó que tras la identificación, acudió con los familiares de Christian Alfonso en Guerrero el pasado 5 de julio, y les explicó cómo sucedió el hallazgo en Barranca de la Carnicería del Ejido de Cocula, que no es el basurero del que se dijo en la ‘Verdad Histórica’ de la anterior administración Federal, para solventar todas las dudas del caso que empezó el 26 de septiembre del 2014, y se convirtió en una pesadilla.

“Quiero recalcar que hemos sido sumamente cuidadosos en la forma de informar y atemperar al máximo los efectos de la revictimización que pueden ser susceptibles al momento de dar este tipo de noticias”, dijo.

“En esta visita a Tixtla, Guerrero, conté con el apoyo de las organizaciones que representan a las familias de los normalistas, del subsecretario Alejandro Encinas, de la Comisión Presidencial del Caso Ayotzinapa y de Mercedes Doreti del equipo argentino”, añadió.

A más de cinco años de los hechos ha sido identificado un resto humano, luego de que se recuperaron 15 indicios embalados para su procesamiento, y se analizaron en febrero de 2019 dentro de los servicios periciales de la FGR, en presencia de los familiares, y especialistas del equipo argentino de antropología forense.

En el escrutinio se eligieron seis piezas para ser procesadas con la extracción de ADN, y se enviaron en valija diplomática al Instituto de Genética de la Universidad de Innsbruck en Viena.

La institución confirmó que con una de esas evidencias óseas de una extremidad inferior se confirmó que es de Christian Alfonso Rodríguez Telumbre.

“Para la UILCA este es un avance de primera relevancia en esta investigación, ha sido identificado un resto humano de una de las víctimas, este además no fue tirado ni encontrado en el basurero de Cocula, ni en el río San Juan, tal como la versión que pública y oficialmente sostuvo la anterior administración”, puntualizó.

“La verdad histórica se acabó y enfatizo, el caso sigue abierto”, refirió citando al fiscal general Alejandro Gertz Manero, quien días antes ofreció un avance de las indagatorias.

“Es importante destacar que las líneas de investigación que podrían esclarecer cómo el fragmento óseo hoy identificado, fue llevado a este lugar del hallazgo tiene que consolidarse”, advirtió.

Dijo que la Unidad a su cargo trabaja para conseguir pruebas objetivas y “a diferencia de lo que ocurrió en el pasado, no precipitará resultados, ni difundirá conclusiones que cuenten con dicho sustento”.

Anticipó que se cuenta con el plan de envío de más restos humanos a la Universidad de Innsbruck, para seguir con las diligencias.

Gómez Trejo exhortó una vez más a todas aquellas personas implicadas, para que colaboren con las autoridades y seguir con las investigaciones que urgen para esclarecer el caso Ayotzinapa.

“Esta es una nueva etapa en la investigación, este hallazgo fue de las nuevas acciones de búsqueda que realizamos en el último año, esta es una nueva identificación que rompe con la narrativa de una mentira que cerró más posibilidades de buscar y encontrar… el derecho a la verdad imperará, la búsqueda de sus hijos seguirá y garantizaremos su derecho a la justicia”, afirmó.

Aquí la nota.