CHILPANCINGO, Gro., 14 de noviembre de 2014.- El cuerpo del padre John Ssenyondo, de 55 años y nativo de Uganda, fue identificado gracias al historial dental proporcionado por su doctor, indicó Víctor Aguilar, vicario general de la Diócesis de Chilpancingo-Chilapa, en Guerrero.

El representante católico era perteneciente a los Misioneros Combonianos del Corazón de Jesús y fue secuestrado el 30 de abril, cuando acudió en su vehículo a celebrar una misa en Santa Cruz, una pequeña comunidad en el municipio de Nejapa, de la que era párroco desde hace tres años.

Al terminar la homilía “un grupo de personas que iban en una camioneta lo detuvieron, lo bajaron del coche y lo echaron a la cajuela”, dijo Aguilar.

De acuerdo con La Jornada, la fosa apareció en un poblado llamado Ocotlán el 2 de noviembre, pero no es una de las fosas localizadas durante las labores de búsqueda de 43 estudiantes detenidos por la policía en la ciudad de Iguala, que los entregó al crimen organizado y que permanecen desaparecidos desde septiembre.

La embajada de Uganda se hará cargo de la repatriación de los restos del misionero a su país de origen.

http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2014/11/14/hallan-restos-de-misionero-ugandes-en-fosa-clandestina-en-guerrero-2573.html