ACAPULCO, Gro., 29 de enero de 2017.- El administrador diocesano de la Arquidiócesis de Acapulco, Rafael Valencia González se pronunció en contra de la construcción de un muro en la frontera con México, promovido por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

En su primera conferencia de prensa a cargo de la Arquidiócesis, Valencia González afirmó que la tendencia del mundo ahora es estar comunicados “y un muro siempre expresa separación, expresa división”.

Por otra parte sobre la violencia en el estado, dijo que “no la podemos negar”, ante lo cual llamó a las autoridades a que cumplan “con la encomienda para la cual fueron elegidos” y  garanticen la seguridad en el estado.

Sostuvo que la Iglesia  debe seguir con la construcción de paz, dando esperanza a la gente “en medio de esta realidad que nos toca vivir”, y enfatizó que “toda expresión de violencia siempre será condenada”.

Por otra parte, aseguró que continuará con los trabajos realizados por el arzobispo Carlos Garfias Merlos, sobre todo en el tema del acompañamiento a las víctimas de la violencia y a la contribución de la construcción de la paz en la sociedad acapulqueña.