CIUDAD DE MÉXICO, 7 de enero de 2019.- Ante la formación de una nueva caravana que pretende ingresar a México a mediados de enero, la secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero aseguró que no se permitirá que el ingreso sea desordenado.

“Hay líderes en esta caravana que están manejándola, y tratando de dar un portazo aquí en nuestro país, pero no se permitirá que no sea ordenado su ingreso, y seguro y controlado y regulado por las leyes mexicanas”, manifestó.

Al participar este lunes como primera conferencista en la Trigésima Reunión de Embajadores y Cónsules, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero advirtió que ya se están tomando las medidas necesarias para el ingreso seguro y ordenado de esta caravana.  

La titular de Segob lamentó los casos en los que se exhibió la falta de un control, regulación y de un registro de migrantes, como fue el caso de las fosas de San Fernando, donde no se tenía ni siquiera conocimiento de quiénes eran esas personas que habían entrado al país sin registro.

Por ello, sostuvo, que el actual gobierno hará el esfuerzo que se tenga al alcance para que sea una migración ordenada, no deportaciones masivas.

Señaló que, aunque México no es la causa del fenómeno migratorio “estamos dispuestos y decididos a ser parte de la solución”, y precisó que para atender este tránsito humanitario “es condición indispensable que la comunidad internacional y los organismos multilaterales, en particular la ONU y la OEA, asuman su corresponsabilidad en la atención del fenómeno de migración masiva, así como la activa participación de los gobiernos de los países de origen”.

La encargada de la política interior precisó que el Gobierno de México está abierto y dispuesto al diálogo serio, respetuoso y constructivo con el Gobierno de los Estados Unidos de América, para atender de manera conjunta y coordinada a los migrantes centroamericanos que ingresan a territorio mexicano, con el único objeto de llegar al vecino del norte.

Más información aquí.