ZIHUATANEJO, Gro., 11 de noviembre de 2019.- Turistas y locales acuden diariamente a El Partenón, en playa La Ropa, e intentan ingresar pues está cerrado por rehabilitación para convertirlo en un centro cultural.

En un recorrido por el lugar, se constató cómo la maleza ha cubierto estatuas y algunos puntos cercanos al edificio principal. La alberca luce con agua estancada y la infraestructura continúa deteriorándose.

El responsable de cuidar el lugar informó que no hay acceso para nadie, a menos de que se tenga un permiso de la Promotora Turística (Protur), dependencia estatal que se encuentra en el puerto de Acapulco.

Hace unos meses el gobernador Héctor Astudillo Flores informó que el gobierno del estado ganó un juicio por la posesión de el edificio a la familia de Arturo, El Negro, Durazo, quien era el propietario.

Dijo que el recinto será aprovechado para que se presenten libros y obras, pero primero se llevará a cabo un programa de mejoramiento, aunque no precisó la fecha.