CIUDAD DE MÉXICO, 3 de junio de 2019.- La delegación del Gobierno de México desde Washington, D.C. en Estados Unidos enfatizó que la imposición de aranceles ocasionaría inestabilidad financiera y no disminuiría el flujo migratorio que tanto molesta al presidente Donald Trump.

Marcelo Ebrard Casaubón, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) encabeza la delegación mexicana que se encuentra en Estados Unidos, integrada por Graciela Márquez Colín, secretaria de Economía (SE) y Jesús Seade, subsecretario para América del Norte de la SRE.

“La imposición de aranceles junto con la decisión de cancelar los programas de ayuda a los países del norte de Centroamérica […] tendrían un efecto contraproducente y no reducirían los flujos migratorios, las tarifas podrían causar inestabilidad financiera y económica”, dijo el Canciller durante la conferencia de prensa realizada en la Embajada de México en ese país.

“Lo que significa que México podría reducir su capacidad para abordar los flujos migratorios y ofrecer alternativas a los nuevos migrantes que han ingresado al país”, agregó.

En la postura emitida por México de manera formal, propone trabajar de la mano con Estados Unidos por medio del diálogo, y con los principales expulsores de migrantes como Honduras, Guatemala y El Salvador.

Marcelo Ebrard indicó que se busca atender las causas fundamentales de la migración forzada para acelerar el desarrollo económico de esos países centroamericanos, así como en el territorio mexicano, con la finalidad de frenar su llegada a los Estados Unidos.

Sigue la nota aquí.