CIUDAD DE MÉXICO, 23 de agosto de 2019.- Morena debe decidir: o ser una opción antidemocrática, autoritaria y excluyente; o una incluyente, democrática y progresista para México, advirtió Alejandro Rojas Díaz Durán, quien anunció que impugnará esta convocatoria.

“Lo que está detrás de la disputa interna en Morena, son dos visiones de cómo llevar a cabo el cambio del régimen político y del modelo económico.

Por un lado, está la actual Nomenclatura dirigente de Morena, quienes tienen una visión antidemocrática, autoritaria y excluyente; y la otra, los que estamos impulsando una Cuarta Transformación incluyente, democrática y progresista”, aseguró.

Alejandro Rojas señaló que el fondo de toda la contienda es llevar a un nuevo régimen político cerrado,  en donde la visión autoritaria se imponga excluyendo a la mayoría del pueblo de México “y quienes pensamos que es necesario que se convoque a un Nuevo Acuerdo por la Nación, incluyendo a todos, particularmente a casi la mitad de mexicanos que no votaron por Morena y que –lo juzgo así– también tienen el legítimo derecho de participar en el proceso transformador del viejo régimen político, hacia un nuevo régimen sólidamente democrático y definir, con un amplio consenso, el nuevo modelo de desarrollo económico sustentable, que genere crecimiento, prosperidad, equidad y elimine para siempre la desigualdad y la pobreza”.

Manifestó que el Nuevo Acuerdo por la Nación debe ser con todos, incluidos los neo conservadores del siglo XXI y es eso es lo que se debate en Morena y no lo cargos, que son lo de menos.

“El tema es el rumbo que le vamos a dar a la Cuarta Transformación. Y la Nomenclatura es proclive y ha dado muestras fehacientes de que quieren llevarnos a un régimen político excluyente, autoritario y antidemocrático”.

“Su convocatoria es facciosa, rencorosa y tiznada de prejuicios, porque al excluir a millones de lopezobradoristas, lo único que confirman es su inseguridad y su desconocimiento del México profundo”, sentenció.