ACAPULCO, Gro., 20 de octubre de 2021.- La diputada Marben de la Cruz Santiago anunció el impulso de una agenda legislativa que busca reformar leyes en favor de las mujeres indígenas y afromexicanas, con el propósito de erradicar todo tipo de discriminación, racismo y la violencia política por razón de género.

De acuerdo con un boletín, la diputada recordó que se han logrado reformas importantes en favor de este sector, mismas que se vieron reflejadas en el pasado proceso electoral, donde las mujeres lograron buenos resultados y arribaron a diferentes espacios, como en el caso de la 63 Legislatura, cuya composición cuenta con la mitad de mujeres.

Asimismo, algunos ayuntamientos serán dirigidos por féminas y por primera vez se tendrá al frente del gobierno estatal a una mujer; sin embargo, indicó que aún falta mucho por hacer.

Y es que, agregó, en muchas comunidades indígenas y afromexicanas del estado aún se presentan casos de discriminación y violencia por razón de género, al considerar que las mujeres no están preparadas para ocupar cargos públicos.

Refirió en relación con lo anterior el caso registrado en la comunidad de Iliatenco, de la región Montaña de Guerrero, hecho que fue condenado y sancionado por la autoridad judicial y que compromete al Congreso del Estado a seguir legislando para eliminar la violencia hacia la mujer en todos los ámbitos de la vida, para que casos como este dejen de manifestarse en las comunidades indígenas y afromexicanas a causa de ideas y cultura cimentadas.

Abundó que éste es un tema que se debe atacar de fondo, hecho por el cual la agenda que estará desarrollando se enfocará a concientizar a la población infantil y juvenil para eliminar actos de violencia, racismo, discriminación por razón de género, color de piel, etnia, religión, entre otros que generan violación a los derechos humanos.

De la Cruz Santiago informó que también presentará reformas a la Constitución Política local y demás ordenamientos para que los libros de texto gratuito que son entregados en las zonas indígenas y afromexicanas sean en las lenguas maternas, que garanticen los derechos de estos pueblos.

“Tenemos que proteger esta cultura para evitar que desaparezcan las lenguas originarias; eso se puede reforzar a través de los libros escolares, para que nuestros niños y jóvenes tengan identidad, se sientan orgullosos y resalten su etnia indígena desde temprana edad”, apuntó.