CHILPANCINGO, Gro., 4 de abril de 2020.- Vendedores ambulantes del centro de la capital manifestaron su inconformidad por el cierre del Zócalo, pues el gobierno municipal no les ofreció una alternativa para vender ni ayuda económica para subsistir durante el tiempo que esté clausurado por la emergencia sanitaria causada por el coronavirus.

Treinta comerciantes se concentraron en la alameda central y denunciaron que la administración del alcalde Antonio Gaspar Beltrán no les avisó que la plaza sería cerrada, lo que afecta a más de 40 familias que no cuentan con ingresos fijos.

Reclamaron al ayuntamiento que no les haya dado una alternativa para obtener ingresos y llevar dinero a sus casas, y que tampoco les haya ofrecido despensas o algún otro tipo de apoyo.

Criticaron que la alcaldía incluso haya enviado policías a vigilar los accesos al Zócalo para evitar el ingreso de la gente.

Demandaron la intervención del gobierno estatal para conseguir ayuda económica durante al contingencia, pues se desconoce cuánto tiempo durará.