CHILPANCINGO, Gro., 4 de marzo de 2016.- Peritos de la Procuraduría General de la República (PGR) quienes eran resguardados por agentes federales, acudieron al fraccionamiento El Mirador para realizar diligencias en torno a las denuncias que han interpuesto en contra de invasores que se apoderaron de las viviendas que eran para los damnificados de los fenómenos meteorológicos Ingrid y Manuel ocurridos en septiembre de 2013.

Una mujer que se negó a proporcionar su nombre indicó que había sido enviada por la Procuraduría General de la República para inspeccionar los folios y a las personas que se encuentran invadiendo departamentos que no les corresponden.

Se intentó entrevistar a la mujer quien dijo que no podía proporcionar ninguna información y que simplemente realizaba una diligencia de acuerdo con una denuncia interpuesta ante esa instancia federal y en contra de personas a las que se dice son invasores, mismas a las que no les corresponden los departamentos ubicados en los edificios de la 4-A.

En el fraccionamiento El Mirador se pudo apreciar a personas que tuvieron que salir de las viviendas para verificar qué es lo que ocurría y la mujer enviada por la PGR les indicaba que únicamente iba a checar sus folios.

A algunas personas se les informó que no estaban en el sistema de beneficiarios por parte de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) por lo que se les advirtió que pudieran tener algunos problemas, noticia que no les cayó nada bien y estos comenzaron a mencionar que no los iban a sacar de las casas, en tanto José Manuel Armenta Tello, titular de esa dependencia federal no les diera la cara y solucionara este conflicto.

Quadratín Guerrero informó que la menor Angélica García Miranda y su madre Angélica Miranda pidieron al presidente de la República Enrique Peña Nieto que cumpliera con vivienda que les prometió, una que no esté ubicada en zona de alto riesgo como en la que actualmente viven en la colonia El Amate de esta ciudad.