CIUDAD DE MÉXICO, 18 de febrero de 2019.- Ante la investigación sobre una posible violación formal en la declaración de conflicto de intereses en la Comisión Reguladora de Energía (CRE), el presidente de dicho organismo negó la acusación y solicitó una audiencia con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Este lunes, las Secretarías de la Función Pública, de Energía y la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público anunciaron que realizan una investigación sobre una posible violación formal en la declaración de conflicto de intereses por parte de Guillermo García Alcocer, comisionado presidente de la CRE.

Ello, por omitir datos dentro de su declaración, en particular, respecto a que un familiar por afinidad es representante legal de tres empresas que son reguladas por CRE, una de las cuales podría haber incurrido en defraudación fiscal.

Las Secretarías de la Función Pública y de Energía advirtieron que continúan revisando los contratos, incluyendo el posible conflicto de interés personal o de negocios con otro familiar, que es director de una empresa filial de otra compañía multinacional de comercialización con sede en Boston, con una de las cuales contrató durante su gestión.

La nota aquí.