TLAPA, Gro., 1 de marzo de 2014.- Martha Barrios de la Cruz es una mujer nahua de 27 años que vende artesanía recorriendo las playas de Acapulco, ella vive con su hermana desde hace cinco años en el puerto, sus padres murieron.
La indígena fue detenida con uso excesivo de la fuerza por Policías Municipales en la tienda Soriana, y aunque fue liberada dos horas después por no existir ningún cargo en su contra, fue objeto de violación a sus derechos humanos; algo que viene incluso desde su comunidad de orígen.
A decir de líderes indígenas de Acapulco, en Tlamamacan, comunidad nahua de Mártir de Cuilapan Apango, el cacique Brígido Campos Hernández ha acaparado los manantiales que hay en la comunidad además de maltratar a los indígenas, lo que ha obligado a muchos a emigrar a las ciudades, señaló Flores Allende.
Este personaje lleva 15 años mandando directa e indirectamente en el poblado siendo una de sus últimas órdenes, con el aval de autoridades, condicionar la compra de refresco.
Magdalena Valtierra García directora atención a los indígenas del ayuntamiento de Acapulco aseguró en entrevista vía telefónica que con apoyo de un traductor del náhuatl escuchó las palabras de Martha Barrios quien indicó que entró a la tienda a comprar agua porque camina de la playa Tamarindos a la Condesa pero después de cobrarle el agua fue detenida.
Barrios de la Cruz hace artesanía que vende en la playa y renta un pequeño cuarto.
La funcionaria aseguró que llevó a la joven al médico apoyada en el Seguro Popular donde le dieron vitaminas y pastillas porque tenía dolor de cabeza.
Valtierra García aseveró que el ayuntamiento dotarán a la joven con material y un lugar donde vender, por otra parte calificó de indigno el trato dado a la mujer, a quien se le acusó de alterar el orden público aunque fue detenida con violencia por un presunto robo.