CANCÚN, QRoo, 15 de septiembre de 2021.- Mil 428 delfines de cara blanca fueron sacrificados el domingo 12 de septiembre en Islas Feroe, Dinamarca, como parte de una tradición de caza centenaria. Este ritual ha recibido fuertes críticas en todo el mundo, tanto por el número de animales que han muerto este año como por forma en que son atrapados.

La organización internacional de conservación marina Sea Shepherd dice en un comunicado que una superpoblación de mil 428 delfines cara blanca del Atlántico fueron acorralados en la playa de Skálabotnur en las Islas Feroe el 12 de septiembre, donde todos murieron.

Las imágenes de la matanza muestran a los cazadores a mitad de camino en el mar, que se puso rojo, con los cadáveres de delfines amontonados en la playa.

La caza tradicional, llamada Grindadrap, generalmente implica la caza de ballenas piloto de aleta larga y ha sido defendida por los lugareños, que dicen que es una fuente de alimento importante y sostenible, dadas las altas poblaciones de ballenas piloto.

La nota aquí.