CHILAPA, Gro., 7 de agosto de 2018.- Este martes inició el éxodo en las comunidades indígenas de Chilapa, de 211 personas entre niños, mujeres y hombres que viajan a los campos agrícolas de varios estados del norte del país como jornaleros para trabajar durante ocho meses en cultivos de chile, jitomate, uva, pepino, papa y berenjena.

De agosto a octubre se espera que más de mil 500 familias indígenas originarias de Chilapa, José Joaquín de Herrera, Ahuacuotzingo, Zitlala y Atlixtac viajen a trabajar a los estados de Sinaloa, Sonora, Zacatecas y Nayarit.

Las primeras 211 personas que partieron de las instalaciones de la Casa del Campesino en la colonia Zapata, pertenecen a las comunidades de Santa Catarina, Xochitempa, Agua Fría y se dirigen a los campos de Guaymas, Sonora.

Los jornaleros fueron despidos por el delegado federal de la Secretaría del Trabajo, Felipe de Jesús Blanco; el secretario de Trabajo del gobierno del estado, Óscar Rangel y por el alcalde de Chilapa, Aldy Esteban Román.

El delegado federal del trabajo, Felipe de Jesús les expresó a los jornaleros que “aprovechen los mil 200 que les otorgan para su traslado, porque es recurso de los impuestos de los mexicanos”.

El secretario del trabajo, Oscar Rangel dijo que el gobierno del estado se encargará de monitorear el viaje y la llegada de los jornaleros, “ustedes son valientes por emigrar y buscar sustento de sus familias, y no como los que se quedan a esperar apoyos del gobierno”.

De agosto a abril del 2019, más de mil 500 familias de esta región trabajarán en los campos de cultivo de 20 empresas productoras que contratan mano de obra indígena.

Meneciano Torres jornalero de la comunidad de Xochitempa, dijo que él como los demás jornaleros viajan porque en Chilapa no hay empleo; acude a Sonora a ganar 180 pesos al día, de los cuales pagará 50 pesos para que le cuiden a sus dos hijos.

Explicó que también pagará comida porque la empresa no contempla ese apoyo. Informó que el gobierno federal sólo cubre parte del traslado y el recurso del gobierno estatal siempre tarda en llegar.