CHILPANCINGO, Gro., 13 de febrero de 2014.- Este jueves iniciaron las labores operativas de prevención de incendios forestales, donde participaron la  Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semaren) y Subsecretaría de Protección Civil.

Durante  la implementación de guardarrayas y líneas negras en el ejido de El Palmar, perteneciente al municipio de Eduardo Neri, el titular  de la Semaren,  Tulio Estrada Apátiga, reiteró el llamado a todas las comunidades, a fin de participen activamente en la conservación del medio ambiente, tal como se lleva a cabo en este lugar desde hace años, lo que ha permitido que mil 400 hectáreas almacenen su flora  y fauna, y de esta manera erradicar los incendios forestales.

Estrada Apátiga, recordó que los estragos generados por la tormenta Manuel anticipan una temporada de estiaje crítica.

Asimismo, reconoció  la labor de los brigadistas que arriesgan su vida por esta noble labor e indicó que ya está autorizado el presupuesto federal y estatal, y se refirió la implementación de dos unidades aéreas que serán las encargadas de monitorear y atender los incendios que se registren en la entidad.

El tema de los incendios forestales, indicó, afectan a todos, y por ello en  las reuniones que se han tenido a los campesinos se les está invitando para que desechen la práctica de quema agrícola, ya que el terreno queda estéril y provoca severos daños al medio ambiente; además  que en varias de las ocasiones han llegado a provocar incendios forestales, al salirse el fuego de control.

En el caso de la zona Centro, los focos rojos detectados son en la periferia de  Chilpancingo, en las comunidades de El Ocotito y Rincón de la Vía.

Por su parte, Domingo Carbajal Marino, comisario ejidal, se sumó al llamado de que sean las autoridades locales las que se sumen a los esfuerzos que realizan los gobiernos federal y estatal, por lo que hizo un llamado a la ciudadanía a tomar conciencia en prevenir los incendios.

En esta ocasión se realizaron trabajos de prevención de guardarrayas y líneas negras, bajo el método de  mando de incidentes que es una técnica utilizada en los países de Estados Unidos, Canadá,  Australia, España y México, donde participaron 12 brigadistas de Protección Civil y 15 de la Semaren, así como  dos paramédicos.