GUADALAJARA, Jal., 5 de junio de 2020.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador tiene la obligación moral de responder por los hechos de violencia la tarde del jueves durante la manifestación en el centro de Guadalajara, afirmó el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro quien sostuvo que los agresores y los que generaron daños a Palacio de Gobierno fueron enviados desde su partido Morena.

“Pero lo que yo le digo al presidente de México es que yo sigo creyendo que él es un agente de bien, que él no está dando estas instrucciones, pero también le digo con claridad al presidente de México que son gente cercana, que gente de su gobierno y gente de su partido está apostando a la violencia como una ruta para seguir manteniendo el poder, para seguir cuidando sus intereses y sus agendas personales y le digo al presidente de México que él como jefe de Estado, está obligado moralmente a atender una petición puntual, respetuosa que hacemos desde el gobierno de Jalisco, este es un asunto organizado desde los sótanos del poder en la Ciudad de México”.

El gobernador afirmó que si existen convocatorias a más manifestaciones se respetará el derecho de los inconformes, pero no tolerarán violencia como la del jueves en el centro de Guadalajara, sobre todo ante la preocupación de vecinos de Casa Jalisco por las movilizaciones esperadas para este viernes.

Más información en Quadratín Jalisco.