AQUILA, Mich., 10 de abril de 2019.- Un hecho inédito en el centro turístico El Faro de Bucerías, nunca visto en la costa sierra nahua michoacana, es el ocurrido en esta playa aquilense a la que arriban tortugas de las especies Laúd, Golfina, Negra y Carey, donde de un nido natural no protegido en el campamento tortuguero, nació un ejemplar con dos cabezas, un fenómeno de la naturaleza que de acuerdo con conocedores, se presenta un caso en cien millones o más.

La cría de tortuga negra fue encontrada viva en la playa por el presidente de la Cooperativa de Pescadores de El Faro de Bucerías, Jerónimo Bautista Parra, Don Chucho, hace aproximadamente dos meses, y desde entonces la tiene resguardada en su casa a la orilla del mar, donde le cambia el agua dos veces al día y la alimenta con carne de pescado.

Conforme a lo platicado por Don Chucho, en su vida y en lo que ha preguntado a sus compañeros pescadores y vecinos de El Faro de Bucerías, nunca en la historia de esta playa y de la costa michoacana se había encontrado viva una tortuga con dos cabezas, lo que convierte a este raro ejemplar marino en un caso único en Michoacán y quizás en México.

Más información en Quadratín Michoacán.