CIUDAD DE MÉXICO, 7 de marzo de 2020.- Tras acentuar que en México no se ha logrado disminuir la violencia de género y el feminicidio, “la cara más brutal de las desigualdades”, Ana Buquet Corleto, directora del Centro de Investigaciones y Estudios de Género (CIEG) de la UNAM, señaló que las instituciones continúan reproduciendo los sistemas de desigualdad, un ejemplo de ello es que las mujeres tienen menos posibilidades de llegar a puestos de toma de decisiones debido a los estereotipos.

A unas horas del Día Internacional de la Mujer, que se conmemora este 8 de marzo, la especialista enfatizó que el trabajo doméstico es fundamental, y debería hacerse de manera equitativa, pero no es así.

“La sociedad está establecida de tal manera, que los varones tienen un empleo donde se les paga y se les reconoce; las mujeres también tienen trabajo en el espacio público, se les paga y reconoce, pero además deben trabajar en el hogar, sin pago ni reconocimiento, lo que las pone en desventaja”, recalcó Buquet Corleto. 

“A esta circunstancia se le conoce como división sexual del trabajo, y mientras las sociedades no rompan con ese esquema, las mujeres no tendrán igualdad real en cuanto a las oportunidades laborales y el desarrollo profesional”, señaló.

Ana Buquet Corleto afirmó que en México se han dado avances en materia de igualdad sustantiva de género, “pero aún falta mucho camino por recorrer”.

La especialista destacó que esta es una ocasión para recordarle al mundo que las mujeres aún viven en condiciones de desigualdad frente a los hombres.

“Representamos la mitad de la población mundial y poco más de la mexicana, así que no somos minoría ni un grupo vulnerable, sino seres humanos iguales, con la misma dignidad”, indicó.

Buquet Corleto mencionó que en el país se han establecido iniciativas como la Ley General para la Igualdad entre Mujeres y Hombres, o la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, “pero no se ha logrado transformar la realidad de las mexicanas, muestra de ello es que vivimos la peor época de violencia de género”. 

La nota completa aquí.