ACAPULCO, Gro., 7 de abril de 2017.- El presidente de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) de Guerrero, José Luis Gallegos Peralta, fue denunciado ante el Ministerio Público por amenazas de muerte en contra del consejero de ese organismo, Javier Morlet Macho, quien también acudió ante la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos, luego que un colaborador de Gallegos le apuntó con una pistola para desalojarlo.

Morlet Macho narró a Quadratín que el jueves cerca del mediodía él se encontraba redactando un acta de sesión en la oficina de María Elena Jaimes Martínez, la tercer comisionada quien renunció dos días antes, ya que también recibió amenazas; cuando al lugar llegó José Luis Gallegos a pedirle que se retirara del edificio ubicado en Chilpancingo.

Ante su negativa gallegos pidió la intervención de dos personas “que siempre trae con él”, quienes intentaron sacarlo a la fuerza, pero al no ceder, uno de ellos le apuntó con una pistola, “y al ver el arma yo alcé las manos y me fui saliendo”.

Morlet afirma que la actitud de Gallegos Peralta es recurrente, pues desde que inició la Comisión el año pasado “han sido muchos enfrentamientos, este señor actúa no como una persona racional sino que actúa como si fuera él dueño del organismo como si fuera una extensión de su despacho jurídico e impone las cosas de manera autoritaria, pero está en el gobierno trabajando con tres comisionados que tienen la misma categoría”.

Señaló que se ha adjudicado el presupuesto, que el año pasado fue de 7 millones de pesos y en el actual de 9, y que “comenzó a trabajar él de manera unilateral, monopolizó todas las acciones, no compartía la información, las decisiones se tenían que tomar colegiadamente, para eso es un pleno”.

Entre estas decisiones, nombramientos de asesores jurídicos, aprobación de presupuesto, aprobación de organigrama y contratación de personal, además de que se presentaba a las oficinas del organismo una vez a la semana.

“No venía a trabajar, venía una vez a la semana, regañaba gente, se iba a su despacho, sabíamos que estaba trabajando con otras OPD´s como asesor legal, veíamos que hacia prevaricato, estaba asesorando colectivos de víctimas, mientras que él era presidente de la Comisión de Víctimas”, acusó.

Dijo que estas irregularidades ambos consejeros las informaron al Congreso del Estado, al gobernador, a Finanzas, y a la Secretaría General de Gobierno.

Sin embargo Gallegos Peralta “comenzó a mandar a personas a que nos desprestigiaran, y la comisionada Jaimes, prácticamente se hartó, hubo amenazas en contra de ella y decidió retirarse por miedo”.

Informó que este viernes acudió ante la Comisión de los Derechos Humanos del Estado (Coddehum), y que más tarde sería recibido por el secretario General de Gobierno, Florencio Salazar Adame.