BOGOTÁ Colombia. 21 de noeimbre de 2014.- El senador colombiano Álvaro Uribe, señaló que las Fuerzas Armadas son socias comerciales de Guerreros Unidos, el cártel que participó en la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa desde el 26 de septiembre.

 

“Las FARC es el principal distribuidor de cocaína del mundo y es indudable como las FARC envían cocaína a los cárteles del mundo”, dijo este viernes en entrevista con Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula.

 

El ahora expresidente de Colombia (2002-2010) basó sus dichos en lo encontrado “en los computadores de Raúl Reyes”, cuando el líder de las FARC fue abatido en un operativo en 2008. En ese sentido, el exmandatario afirma que “el mundo quiere ocultar que las FARC es corresponsable del asesinato de los 43 estudiantes en México porque está comprobado que las FARC ha sido el proveedor de coca de ese cártel de Guerrero (Guerreros Unidos) responsable de ese asesinato”, dijo esta semana en el programa “La Hora de la Verdad”, transmitido por la cadena colombiana RadioRed.

 

En su cuenta de Twitter y en el programa “La Hora de la Verdad”, Uribe acusó a la comunidad internacional de guardar silencio sobre la supuesta complicidad de las FARC en el asesinato de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

 

Cuestionado sobre la supuesta relación del grupo armado colombiano y el cártel guerrerense, Uribe dijo que son parte de “mercado criminal” de cocaína.

 

Las declaraciones de Álvaro Uribe se producen en un momento en que el propio gobierno de Colombia suspendió los diálogos por la paz con las FARC, esto después de que por el secuestro de un general del Ejército y otras dos personas en el departamento del Chocó.

 

El brigadier plagiado se trata de Rubén Darío Alzate, quien funge como comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta Titán (encargada del combate a las FARC y a las bandas criminales en el Chocó) quien desapareció este domingo cuando se encontraba en una misión cerca de la localidad de Las Mercedes, a 15 kilómetros de Quibdó, capital departamental.

 

En esa zona del Chocó tiene fuerte presencia el Frente 58 de las FARC, por lo que desde que se conoció la desaparición del brigadier general Alzate, los mandos militares expresaron su temor de que hubiese caído en manos de esa guerrilla.

 

Según las primeras informaciones el jefe militar fue secuestrado junto con el capitán Jorge Rodríguez y la abogada Gloria Urrego, coordinadora de proyectos especiales del Ejército para el Chocó, con quienes abordó una lancha para desplazarse por el río Atrato hasta Las Mercedes.

 

Al desembarcar en ese caserío, al parecer guerrilleros del frente 34 de las FARC los retuvieron, según el relato del soldado que pilotaba la lancha y que alcanzó a escapar.

 

Fuente original:

http://www.eluniversal.com.mx/nacion-mexico/2014/lvaro-uribe-ve-nexo-de-las-farc-con-guerreros-unidos-1056005.html