ACAPULCO, Gro., 3 de enero de 2020.- Irán prometió una “venganza severa” tras la muerte este viernes del general iraní Qasem Soleimani, líder de la fuerza de élite de la Guardia Revolucionaria (Quds), la cual fue provocada por un ataque de Estados Unidos en Irak.

De acuerdo con BBC, según confirmó el Pentágono, el ataque contra el general iraní en el aeropuerto de Bagdad fue por “orden del presidente” de Estados Unidos, Donald Trump.

La muerte de quien era considerado el segundo hombre más poderoso en Irán después del ayatolá Alí Jamenei, líder supremo de Irán, fue confirmada también por la Guardia Revolucionaria de Irán.

Jamenei declaró tres días de duelo nacional y aseguró que les espera “una severa venganza a los criminales” detrás del ataque.

Javad Zarif, ministro de Relaciones Exteriores de Irán, describió el ataque como un “acto de terrorismo internacional” y añadió que Estados Unidos ” es responsable de todas las consecuencias de su deshonesto aventurismo”.

Soleimani no sólo era la figura militar más poderosa del país, considerado como el cerebro estratégico detrás de la enorme ambición de Irán en Medio Oriente, sino también el verdadero canciller, en temas de guerra y paz.