MORELIA, Mich., 3 de diciembre de 2020.- Un grupo de representantes de colectivos feministas interrumpió en la sede del Poder Legislativo para exigir, ante el pleno de la 74 Legislatura, que las iniciativas sobre los derechos de las mujeres no las manden a la congeladora y se pongan a legislar.

Se tuvo que declarar un receso de la sesión que se desarrolló este jueves, ante la intolerancia de algunos diputados, como José Antonio Salas, quien gritaba que no podían permitir que cualquier grupo, grande o pequeño, acudiera a manifestarse ante los diputados.

Las jóvenes de todos modos ingresaron y dieron lectura a un documento ante el pleno, aunque no desde la tribuna como querían, pero si en el patio que, debido a la pandemia de Covid 19, está habilitado como recinto de sesiones.

La nota aquí.