CIUDAD DE MÉXICO, 5 de abril de 2017.- Con el fin de beneficiar a las madres y padres trabajadores del Estado para que puedan tener mayor tiempo en esta etapa, el Pleno de la Cámara de Diputados se sensibilizó y aprobó reformas y modificaciones a las leyes federales del Trabajo y de los Trabajadores al Servicio del Estado.

Primero, el Pleno camaral avaló un dictamen para que las madres trabajadoras transfieran hasta cinco de las seis semanas que por ley tienen de descanso previas al parto, para después del mismo.

Esto también aplicará para los casos de los bebés que nazcan con alguna discapacidad o requieran atención medica, ya que los cambios hechos a los artículos 170 de la Ley Federal del Trabajo y 28 de la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado lo establece, incluso, hasta por ocho semanas.

“En caso de que los hijos hayan nacido con cualquier tipo de discapacidad o requieran atención médica hospitalaria, el descanso podrá ser de hasta ocho semanas posteriores al parto, previa presentación del certificado médico correspondiente”, señala el documento.

Además, durante la lactancia las madres trabajadoras tendrán derecho a decidir entre contar con dos reposos extraordinarios por día, de media hora cada uno, mismo que será para alimentar a su bebé, o bien para realizar la extracción manual de leche.

Cuando esta medida no sea posible, se reducirá una hora la jornada de trabajo durante seis meses, esto sin que se vean afectados su salario ni percepciones.

Al fundamentar el dictamen la diputada del PRI, Ana Zapata Lucero presidenta de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, detalló que bastará solamente con que la trabajadora informe al patrón o su superior, por escrito,  hasta cinco días antes que transferirá las semanas que considere necesario del período de preparto al postparto.

También deberá avisar por escrito al patrón o superior, que dentro del período de lactancia reducirá una hora de su jornada laboral para amamantar a hijo, cuando así deseara hacerlo.

Zapata Lucero indicó que el aviso por escrito y acuse de recibo, servirán para que tanto la madre trabajadora como el empleador o institución pública queden debidamente protegidos, “dotando con ello de certeza jurídica a un proceso que se estima no debe ser riguroso, pero tampoco demasiado amplio”.

Resaltó que con la reforma se fortalecerá la autonomía de la madre trabajadora para ponderar un tiempo más con el recién nacido en beneficio de los primeros cuidados y se fomentará la lactancia como único alimento durante el período de tiempo posible.

Los padres también podrán gozar esta etapa

En el caso de los padres de familia, los legisladores también reformaron la ley para que los trabajadores al servicio del Estado tengan permiso por paternidad; el dictamen establece como obligación de los patrones otorgarles el derecho al permiso de paternidad de cinco días laborables con goce de sueldo, por el nacimiento de sus hijos o cuando concluya el proceso de adopción y se reciba al menor.

Se reformó una fracción del artículo 132 de la Ley Federal del Trabajo y se adicionó un artículo 28 Bis a la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado, en materia de permisos de paternidad, para dar certeza al ejercicio de dicho derecho sin el menor riesgo para el padre trabajador al servicio del Estado, de perder su empleo.

Más información aquí.