CHILPANCINGO, Gro., 15 de mayo de 2018.- El dirigente de la Asamblea Popular de los Pueblos de Guerrero (APPG) Nicolás Chávez Adame calificó que su detención, por agentes Procuraduría General de la República (PGR), se da en el contexto de intimidar a las organizaciones sociales para que no se manifiesten durante el proceso electoral.

En conferencia de prensa en Chilpancingo, Chávez Adame sostuvo que la tarde de este lunes fue liberado en Acapulco luego de ser llevado a un juicio oral, y su liberación fue bajo caución sin pagar ninguna fianza, pero deberá firmar cada 15 días a partir de junio y hacer labor social en alguna dependencia pública, la cual se le asignará en los próximos días.

Sostuvo que pese a ser un caso de nivel federal, hubo intervención del gobierno del estado para su liberación, y llamó al gobernador Héctor Astudillo Flores a una mesa de diálogo para terminar con el proceso jurídico contra él y ocho de sus compañeros que también cuentan con órdenes de aprehensión.

Chávez Ademe señaló que la PGR le notificó que el delito por el cual le persiguen es por obstrucción a una obra pública y detener el servicio público, lo cual consideró como algo inexistente.

Nicolás Chávez fue detenido este lunes y trasladado a un juzgado federal en Acapulco, acusado de ser principal promotor en la toma de las instalaciones de Prospera entre diciembre de 2017 y enero de 2018. El dirigente fue detenido a las 10:30 de la mañana y liberado a las 19:40 horas en Acapulco.