MORELIA, Mich., 12 de abril de 2017.- En estos momentos, los ocho comuneros se han reunido con sus familias afuera de las instalaciones del Centro de internación para adolescentes y adultos jóvenes.

En medio de las lágrimas, sus madres y esposas los recibieron con los brazos abiertos y ellos también notoriamente menguados por la emoción de haber librado la prisión, al haber resuelto el juez la no vinculación a proceso.

Frente a todos sus compañeros se les está informando que no detienen la lucha hasta que salga del hospital el comunero número nueve de los detenidos en la comunidad de Arantepacua, el pasado miércoles 5 de abril.

La nota aquí.