CHILPANCINGO, Gro., 21 de febrero de 2020.- El gobernador Héctor Astudillo Flores reconoció que los feminicidios son casos vergonzosos y que indignan más que otros, por ello planteó que todos los guerrerenses pongan de su parte para salir de esos penosos primeros lugares que tiene la entidad en inseguridad, “que parecen ser una condena”.

En su discurso durante el evento del 33 Aniversario de la fundación del Sindicato Único de Trabajadores del Colegio de Bachilleres (Sutcobach), al que acudió como invitado de honor, Astudillo Flores, dijo que estos primeros lugares en inseguridad “hay que sacudírnoslos”.

“Las agresiones a las mujeres, todo eso tenemos que disminuirlo entre todos, sí vamos a la lucha, sí protestemos, pero no olvidemos que Guerrero tiene que salir de esos vergonzosos lugares que, tal pareciera, que son una condena y que no debe ser así, tenemos que sacudírnoslos”, explicó.

El mandatario estatal indicó que cuando asumió como gobernador, Guerrero era el primer lugar en delincuencia, pero hace un mes bajó a séptimo y este día está en noveno.

“Este dato es muy importante, no es un dato mío, es un dato de la federación. El problema existe, claro que el problema existe. Sería una barbaridad o una imprudencia, una torpeza, una ceguera, una miopía de mi parte pensar que el problema está resuelto, no, tenemos que seguir luchando, fundamentalmente por todos aquellos hechos que indignan y de otros que indignan más, como el caso de los feminicidios”, sostuvo.

En este evento el gobernador acompañó al líder del Sutcobach, José Antonio Salvador López, y además acudieron el secretario de Finanzas, Tulio Samuel Pérez Calvo, el subsecretario de esa misma dependencia, Armando Soto Díaz, el presidente de la CEDH, Ramón Navarrete Magdaleno y el secretario general del Cobach, Fermín Alvarado Arroyo.