CHILPANCINGO, Gro., 28 de febrero de 2015.- Tras los hechos ocurridos el pasado 24 de febrero, donde se dio un enfrentamiento entre antimotines y normalistas, la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG), hace un llamado a sus integrantes a que retomen la unidad del movimiento, dirigido principalmente a la exigencia de la aparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, el reclamo de sus derechos laborales y el repudio a la reforma educativa.

Luego de que este viernes se llevó a cabo una reunión entre los integrantes de la Asamblea Estatal de la CETEG, el líder de la Coordiandora, Ramos Reyes, dijo que lo más importante es que se hace el llamado a la unidad, a las bases del magisterio de Guerrero y de todos los niveles, al Comité Ejecutivo Seccional Democrático, para que continúen organizándose “porque las reformas están al día y no podemos quedarnos callados, debemos seguir y buscamos lograr que nivel estatal y nacional detener estas reformas”.

Ramos Reyes dijo que el llamado a la unidad lo hacen a organismos como el Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG), que independientemente de sus problemas internos, se sumen al igual que a otros sindicatos, a los universitarios, a los padres de familias, “los invitamos a organizarnos porque esta situación nos está afectando a todos”.

Ante la petición que les hiciera el gobernador Rogelio Ortega de levantar el plantón que tienen en el zócalo de Chilpancingo, aseguró que será retirado una vez que sean presentados los 43 estudiantes. Además dijo que todavía no tienen conocimiento del paradero de 14 maestros desaparecidos tras el enfrentamiento del 24 de febrero.

Con información de Uriel Sánchez