CHILPANCINGO, Gro., 22 de octubre de 2021.- En el cierre del curso de documentación e investigación de tortura y aplicación del protocolo de Estambul, se llamó a no ocultar los casos de tortura, porque de esa manera se pueden reforzar las políticas públicas para su erradicación.

El llamado vino por parte de la directora del mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Vilma Ramírez Santiago y la sugerencia fue para los visitadores de Derechos Humanos y defensores de organismos independientes.

Durante el extensivo acto protocolario de clausura que organizó la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Guerrero (CDHEG) en Chilpancingo, no se brindó información detallada sobre casos de tortura en la entidad, sino que sólo se explicó las formas de aplicación del protocolo de Estambul.

Vilma Ramírez agregó que a la hora de investigar los casos de tortura se deben hacer sin prejuicios, comenzando con el principio de buena fe, que es creerles a las víctimas, hasta que la investigación demuestre lo contrario.

Ramírez Santiago enfatizó que la tortura se puede ejercer en diversas formas y consideró que en casos de pueblos indígenas se deben investigar a fondo las denuncias, al afirmar que “todo uso o costumbre que atente contra la dignidad humana, es una violación a los derechos humanos”.

En este acto de clausura llevado a cabo en el hotel Holiday Inn Chilpancingo, acudieron la ombudsperson, Cecilia Narciso Gaytán; la secretaria del Ayuntamiento, Xóchitl Heredia Barrientos, el capitán Roberto Hernández González de la35 Zona Militar y visitadores de la CDHEG.