ACAPULCO, Gro., 8 de junio de 2020.- El secretario de Salud estatal, Carlos de la Peña Pintos informó que al comenzar la segunda semana de la nueva normalidad, fueron confirmados 13 nuevos casos de Covid 19, pues al mediodía eran dos mil 580.

Informó, durante la actualización de cifras de la pandemia en Guerrero, que han muerto 383 personas, 11 más en un día y una de diferencia en comparación con el reporte de la federación el domingo por la noche.

En la ocupación de camas de hospitales, indicó que se registra 53 por ciento, de las 664 de todas las instituciones de salud en Guerrero, es decir 354 ocupadas, de las cuales 48 son en estado crítico e intubados, 90 graves pero estables y 216 estables.

Indicó que en el hospital General de Coyuca de Catalán, Guillermo Soberón cuenta con 40 camas más gracias a la expansión que tuvo.

Mencionó los casos confirmados y decesos de Acapulco que suma mil 640 casos, aumentó de 62 a 64 por ciento el total de confirmados; le sigue Chilpancingo que suma 252 casos positivos; e Iguala que tiene 143 casos confirmados acumulados.

También habló de que Acapulco, con 181 decesos representa el 47 por ciento de las muertes por la pandemia; le siguen Iguala con el 15 por ciento y 59 fallecimientos; Chilpancingo con el nueve por ciento y 35 defunciones; y, fue incorporado el municipio de Tlapa a la gráfica de mayor entre los que registran más defunciones con 11 muertes.

Explicó que la tendencia en ocurrencia de casos es visiblemente mayor en Acapulco, seguido de Chilpancingo, Iguala y Taxco.

Subrayó que en el grupo de adultos mayores la letalidad se debe a la combinación del virus con las comorbilidades, pues se mantiene en 35 por ciento.

En la conferencia, el secretario de Finanzas y Administración Tulio Pérez Calvo informó que se han puesto en funcionamiento un total de 10 comedores comunitarios, todos administrados por las secretarías de Marina y Defensa Nacional, ubicados en las zonas turísticas de la entidad.

Indicó que fue instalado un comedor en la unidad habitacional El Coloso y habrá un comedor en Iguala.

En relación a los trabajadores del gobierno estatal, dijo que no han sido llamados a trabajar toda vez que el semáforo epidemiológico continúa en rojo, principalmente no han sido convocados aquellos con alguna enfermedad crónico degenerativa. “No se está obligando a ningún trabajador que tenga condición de riesgo, si es así, háganoslo saber para insistir en su cuidado”, enfatizó Pérez Calvo.