ACAPULCO, Gro., 2 de julio de 2020.- Turistas llegaron este jueves al puerto luego de que se permitiera la reapertura de hoteles y playas, entre otras actividades no esenciales, previo al cambio de color del semáforo epidemiológico de rojo a naranja.

A las 9:30 horas arribó la primera familia al hotel Dreams Acapulco, ubicado en la zona Dorada, proveniente de Cuernavaca, la cual estará en la ciudad hasta el próximo martes. Minutos más tarde llegaron otras dos familias a ocupar sus habitaciones.

El hotel recibió a los huéspedes con un pequeño espectáculo de zanqueros y personajes representativos del estado, además les tomó la temperatura y les ofreció gel antibacterial.

El turista originario de Cuernavaca, Néstor Damián, dijo que durante estos tres meses de cuarentena tuvo que posponer dos veces la fecha de su visita a Acapulco, pero cuando se enteró que los hoteles serían reabiertos, no dudó en ser de los primeros en venir.

Indicó que después del encierro es necesario despejarse y sus hijas necesitan distraerse, pero aseguró que no saldrán del hotel y sólo disfrutarán sus instalaciones, como la alberca, y nadarán en el mar en el horario permitido.

Agregó que el hecho de que los hoteles cuenten con todas las medidas sanitarias es muy importante y le da una mayor tranquilidad.

Durante un recorrido por la avenida Costera se constató que todos los hoteles reabrieron sus puertas y comenzaron a recibir a sus primeros huéspedes.

Mientras que trabajadores del gobierno estatal colocan señalamientos en los diferentes accesos de playa para indicar las reglas de la nueva normalidad, como que sólo se puede nadar, correr o caminar en cierto horario y no se permiten grupos mayores de tres personas.

En cuanto a la afluencia de automóviles y personas en las calles, se observó que los ciudadanos comenzaron a salir e incluso se registró tráfico vehicular en algunas zonas; mientras que en las plazas y bancos había largas filas para poder ingresar.