CHILPANCINGO, Gro., 22 de noviembre de 2019.- Andrés Manuel López Obrador visitará Chilapa por primera vez como presidente de México, en medio de una crisis de seguridad provocada por la pugna entre dos organizaciones delictivas, Los Rojos y Los Ardillos.

El presidente acudirá a una zona donde la construcción de un hospital regional lleva ocho años sin poder ser concluida, periodo en el que se han registrado más de 600 homicidios y unas 200 desapariciones forzadas; además, la zona ha estado controlada por el PRI desde hace más de 15 años.

De acuerdo con reportes oficiales de los tres órdenes de gobierno, Chilapa es disputada desde hace cinco años por dos grupos criminales: Los Rojos, encabezado por Zenén Nava Sánchez, detenido en agosto de este año, y Los Ardillos, liderado por Celso Ortega, quien se esconde en las comunidades del sur del municipio.

En un informe especial, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) indicó que los asesinatos en esa ciudad aumentaron de 32 en 2011 a 275 en 2017.

López Obrador estará el sábado 23 de noviembre en las instalaciones del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas de Chilapa, a tres cuadras de donde fue encontrado degollado el ex alcalde perredista de Zitlala, Francisco Tecuchillo Neri, la noche del viernes 13 de octubre de 2017.

La visita es para entablar un diálogo con comunidades indígenas de la región conformada por Chilapa, Zitlala, Ahuacuotzingo y José Joaquín de Herrera, municipios en los que operan al menos seis grupos de autodefensas, además de las dos organizaciones delictivas.

En las comunidades Rincón de Chautla, Alcozacán, Xicotlán y Tepila, de Chilapa, así como en Ayahualtempa de José Joaquín de Herrera, opera un grupo de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Policía Comunitaria de los Pueblos Fundadores (CRAC-PC-PF).

Mientras que en San Jerónimo Palantla, Ahuehueijtic, Xochitempa existe otro grupo de la CRAC-PC-PF que se desprendió del primero, tras un enfrentamiento suscitado en febrero del 2015 y que dejó como saldo de cinco personas indígenas muertas.

Por otro lado están las comunidades de Ahuixtla, Tepozonalco, Papaxtla y Cantera Rosa, donde también existe un grupo de policías comunitarios que decidieron crear su propia organización y afiliarse a la CRAC-PC-PF. 

El grupo de autodefensa más cuestionable fue el que irrumpió el 9 de mayo de 2015 en Chilapa,  denominado Por la Paz y la Justicia, que tiene presencia en las comunidades de Zelocotitlán, San Ángel, Xiloxuchicán y El Jaguey, así como en Tlaltempanapa, municipio de Zitlala.

En el pueblo de Ayahualulco también existe una autodefensa, la cual no tiene nombre oficial y fue conformada por pobladores en agosto de 2014, luego de que cuatro choferes de la ruta Chilapa-Ayahualulco fueran privados de su libertad por un grupo armado.

En Chilapa desde el 2011 hay una obra que no se concluye, el hospital regional, el cual comenzó a construirse durante el gobierno de Ángel Aguirre Rivero; su sucesor Rogelio Ortega Martínez prometió terminarlo, al igual que el actual gobernador Héctor Astudillo Flores, pero no existe fecha exacta para que entre en operación.

En Chilapa habitan más de 130 mil personas y el PRI ha sido el partido con mayor control de las arcas municipales, desde 1990 a la fecha. Incluso el actual alcalde Jesús Parra García, preside su segundo periodo tras relegirse en los comicios del 2018. Sólo una vez ha ganado un partido distinto, el PRD, el cual gobernó del 2002 al 2005 con Maclovio Ariza.