CIUDAD DE MÉXICO, 17 de julio de 2020.- El ex director general del Pemex Emilio Lozoya llegó a Ciudad de México a las 00:46 horas de este viernes y se le aplicó de inmediato el protocolo correspondiente en el que el Ministerio Público Federal (MPF), le leyó sus derechos y le informó que se cumplían las órdenes de aprehensión por los casos Agronitrogenados y Odebrecht, y que desde ese momento quedaba detenido, según información difundida por la Fiscalía General de la República.

El perito médico de la Fiscalía General de la República (FGR), por su parte, realizó la revisión física y médica correspondiente del extraditado y encontró anemia desarrollada y problemas sensibles en el esófago, así como una debilidad general en toda su salud, por lo que propuso su internación en un hospital.

La familia de extraditado pidió, y se le autorizó, que un médico particular hiciera también una revisión, en la que encontró los mismos síntomas.

En razón de lo anterior, el MPF ordenó su traslado a un hospital, donde permanecerá en calidad de detenido bajo estricta vigilancia policiaca.

La representación social federal comunicó lo anterior a los jueces de ambos casos, quedando en espera de su determinación sobre las fechas para las audiencias correspondientes.

Emilio Lozoya había ingresado al Reclusorio Norte alrededor de las 4:43 horas en espera de que se fijara fecha para su audiencia, sin embargo, tras revisiones médicas, se autorizó que fuera llevado a un hospital.

La nota en Quadratín México.