ACAPULCO, Gro., 23 de agosto de 2020.- El gobernador Héctor Astudillo Flores advirtió que lo peor que podría pasarle al país sería quedar rezagados en educación, más pobres, enfermos y divididos políticamente por las complicaciones que trajo la pandemia.

Hizo una convocatoria a las y los maestros, al frente de su responsabilidad en el inicio del próximo ciclo escolar, tutores y familiares a que ayuden a los alumnos para que reciban sus clases por televisión.

En su mensaje este mediodía por la actualización de cifras de Covid 19, en un enlace por su visita a Zihuatanejo, expuso:

“Esto es un asunto de lo más delicado, lo más duro que le podría pasar al país, es que quedemos (…) lo más complicado y lo que nadie desea, (…) es que vayamos a quedar enfermos, pobres, o más pobres, y que vayamos a quedar también divididos por las confrontaciones políticos que ha traído la pandemia y luego rezagados en educación. Sería para el país algo que nadie quiere”.

Reconoció, ante la cercanía del arranque de las clases a distancia, que el mecanismo tiene su complejidad.

Dijo que la pandemia afectó la operación de la educación, no obstante que el inicio del ciclo escolar 2020-2021 está en coordinación con la federación, con el apoyo de las televisoras y los organismos de radio y televisión estatales.

“Quiero hacer la convocatoria: ayudemos todos, los maestros, el papá, los hermanos”, enfatizó Astudillo Flores.

Por otra parte, comentó que en Zihuatanejo la velocidad de contagios se redujo de manera importante, gracias a la participación de todos y todas, por lo cual también la demanda por hospitalización se detuvo, luego de la crisis que hubo en dicho municipio.

En el enlace desde Zihuatanejo participó el presidente municipal Jorge Sánchez Allec, quien explicó que hay seis personas internadas, dos en el Hospital General de ese municipio y dos más en la Unidad Móvil.

Mencionó la favorable ocupación hotelera en ese municipio turístico y, que permite la reactivación económica.