OAXACA, Oax., 16 de mayo de 2018.- La tarde del 15 de mayo del 2018, Luz Alicia Gordoa recibió la bendición de su hija y se encaminó hacer historia en la Liga Mexicana de Béisbol.

Había quedado atrás ese 10 de mayo, cuando sonó su teléfono y creyó que se trataba de una felicitación por el Día de las Madres, pero nunca pensó que esa llamada era para anunciarle que había sido elegida para ser la primera mujer ampáyer en un partido oficial de los 92 años de historia del béisbol mexicano.

El camino que recorrió para llegar a esto no fue sencillo. Soportó rechazos y hasta despachó gasolina para mantener vivas sus esperanzas, mismas que cristalizó la tarde de este martes en el estadio Fray Nano al impartir justicia durante el juego entre Diablos y Guerreros de Oaxaca.

La nota en Quadratín Oaxaca.