TAXCO, 19 de julio de 2015.- El manantial Agua de los Cueros, que genera borbollones cuando las personas se acercan, disminuyó su volumen, denunciaron pobladores, publicó La Jornada Guerrero.

La búsqueda de nuevos pozos profundos, cambio climático y erosión ocasionaron que el manantial mágico y sagrado, ubicado en El Sabino, a hora y media de la cabecera de Taxco, cuente con suficiente agua para el abasto de sus habitantes.

“No sabemos por qué se ve como si el agua hirviera; creemos que es por lo hueco de las raíces de los árboles, pero desconocemos por qué sucede, y es ahí donde entra el misterio y la magia.”

Los niveles de agua bajaron de su cauce normal y todo de acuerdo con la etapa del tiempo; en la época de lluvias el manantial se pone muy robusto, pero no como antes, dijeron algunos vecinos.

En los charcos, que están rodeados por árboles, ramas y flora silvestre, todavía se ve el agua empantanada y quieta; sin embargo, ante cualquier movimiento el líquido comienza a brotar, es decir a burbujear.

Sigue la nota aquí