CIUDAD DE MÉXICO, 15 de mayo de 2019.- A pesar de las condiciones ambientales que prevalecen en Ciudad de México, después de las 11 de la mañana, con más de una hora de retraso, los contingentes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) iniciaron su marcha hacia el Zócalo en demanda de la abrogación de la reforma educativa que apenas este miércoles promulgó el presidente Andrés Manuel López Obrador, la cual, aseguraron, solo es una simulación.

Al grito de ¡Abrogación sí, simulación, no! El contingente inició su marcha encabezada por la sección 22 de Oaxaca, seguida de la 7 de Chiapas, 9, 10 y 11 de Ciudad de México, 14 de Guerrero, la 18 de Michoacán, así como organizaciones sociales que se adhirieron a esta protesta como el Frente Popular Francisco Villa, entre otros.

Con airados reclamos hacia el presidente López Obrador y el secretario de Educación, Esteban Moctezuma a quien calificaron como copia fiel de Aurelio Nuño, los maestros disidentes señalaron estar en total desacuerdo con la promulgación de la nueva reforma educativa pues sostuvieron que sigue siendo la de Peña Nieto solo con algunas modificaciones.

“Usted señor presidente prometió que no quedaría ni una coma de la mal llamada reforma educativa de Peña Nieto, y mintió, su cuarta transformación es una mentira, por eso los maestros debemos salir nuevamente a las calles para exigir que se respeten los derechos de los trabajadores de la educación; ustedes han firmado el nuevo Pacto por México, pero ahora con Mario Delgado, Martí Batres y Morena”, sentenciaban los representantes de las diferentes secciones mientras avanzaban por avenida San Cosme y luego Insurgentes.