CHILPANCINGO, Gro., 7 de mayo de 2017.- La marcha por la paz y la justicia que convocó el PRD en Chilpancingo, terminó con discursos contra el PRI y el gobernador Héctor Astudillo Flores y con la promesa de la presidenta nacional Alejandra Barrales Magdaleno de que su partido regresará al poder en Guerrero.

Durante el mitin en la plaza cívica Primer Congreso de Anáhuac, y ante unos 5 mil asistentes de los 8 mil que marcharon por la avenida Insurgentes hacia el Zócalo,  Barrales Magdaleno aseguró que su partido volverá a gobernar, porque dijo que el PRI gobierna “mal a Guerrero”.

“Apunten esta fecha por lo que voy a decir: el PRD regresará para gobernar Guerrero, porque el actual gobierno no está actuando bien”, enfatizó.

El coordinador parlamentario del PRD en la Cámara de Diputados, Francisco Martínez Neri dijo por su parte que exigían “el orden y la paz”, que había prometido en campaña el gobernador.

Asimismo exigió a Astudillo la salida del fiscal general del estado, Xavier Olea Peláez y del secretario de Gobierno, Florencio Salazar Adame.

En tanto, la secretaria general del CEN del PRD, Beatriz Mojica Morga recordó los dos últimos hechos de violencia contra perredistas, que fueron el asesinato del secretario general estatal Demetrio Saldívar Gómez, y el secuestro de Catalino Duarte Ortuño.

El alcalde de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre se limitó a decir que a 28 años del PRD, no se perdía la esencia de su lucha por lograr mejores condiciones para los que menos tienen.

Al grito de “justicia”, durante el mitin también fueron nombrados Guillermo Sánchez Nava, quien fue brutalmente golpeado en elección de gobernador de 2011, donde el PRD llevó como candidato al ex priísta Ángel Aguirre Rivero; también al asesinado ex alcalde de Acapetlahuaya y ex diputado, Roger Arellano Sotelo; al presidente municipal de Pungarabato, Ambrosio Soto Duarte, entre otros.

Al final, los perredistas entonaron el himno nacional y se dio por concluido el acto en el Zócalo.