CHILPANCINGO, Gro., 21 de febrero de 2021.- Pobladores indígenas de Alcozacán, del municipio de Chilapa, marcharon en esa comunidad como parte de la Jornada por la Vida, contra los megaproyectos y en demanda de justicia por el asesinato de Samir Flores, opositor a la termoeléctrica de Huexca, de Amilcingo, Morelos, hace dos años.

A través de un comunicado, el Concejo Indígena y Popular de Guerrero-Emiliano Zapata (CIPOG-EZ), se informó que la mañana de este domingo se movilizaron más de 100 personas, entre hombres, mujeres y niños, quienes portaron mantas y cartulinas.

En su comunicado, el CIPOG-EZ  informó que la marcha se realizó en coordinación con la Organización Campesina de la Sierra del Sur (O.C.S.S.) y señala que su marcha obedece “porque en Guerrero los jefes narco-paramilitares” han asesinado a 40 de sus compañeros de base, y los responsables aún siguen libres.

Acusaron al gobierno federal y del estado de ser omisos y evitan que la justicia llegue a las familias que han perdido a seres queridos en Chilapa. “Todos los niveles de gobierno o están de cómplices, dejando que nos maten para no lidiar con nuestras demandas”.

“Desde esta movilización de los pueblos del CIPOG-EZ, le decimos al gobierno de López Obrador y de Astudillo Flores, que son ustedes y nadie más quienes están dejando que ocurra este etnocidio, porque nos están dejando ser asesinados por ser indígenas, pobres y además rebeldes, que no nos dejamos dominar por los grupos criminales”.

La movilización forma parte de la Jornada Nacional por la Vida que se realizó este sábado y domingo en estados de Morelos, Chiapas y Oaxaca, como homenaje de recuerdo a Samir Flores, principal opositor a la termoeléctrica de Huexca, asesinado en asesinado el 20 de febrero del 2021.