CHILPANCINGO, Gro., 29 de octubre de 2018.- Maestros del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), del municipio de Chilapa, marchan en la capital para exigir la destitución del delegado de Servicios Educativos de La Montaña baja, Jerónimo Murillo Morales, a quien acusan de despedir a más de 54 trabajadores de la delegación y retrasar la entrega de certificados de estudios a los alumnos.

Más de 100 maestros de Chilapa se dieron cita en la alameda central y se dirigieron en marcha a la Dirección General de Servicios de Delegados para demandar la destitución de Jerónimo Murillo, integrante de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG).

El secretario de la delegación del SNTE, Carlos López, señaló que el delegado les ha obstaculizado el trabajo desde febrero y ha beneficiado sólo a su corriente política de la CETEG.

Además denunció que tiene averiguaciones previas en el Ministerio Público por sabotaje y los alumnos no han obtenido sus certificados porque ha hecho mal trabajo en la delegación.

Mientras marchan, los maestros gritan consignas de apoyo al titular de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), José Luis González de la Vega Otero, a quien le piden que atienda la demanda de esta región que comprende los municipios de Chilapa, Zitlala, José Joaquín de Herrera y Ahuacuotzingo.

Los docentes del SNTE, que rara vez salen a las calles a protestar, advirtieron que de no haber respuesta a su petición, se declararán en paro laboral en esos municipios y dejarán sin clases a unos 20 mil estudiantes de más de 300 escuelas de primaria.