IGUALA, Gro., 27 de septiembre de 2019.- Unas mil personas, entre padres de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa y estudiantes, marcharon en este municipio, concluyendo así las actividades de la Jornada de lucha por la verdad y la justicia, a cinco años de los trágicos hechos.

Los manifestantes, quienes acusaron al gobierno del ex presidente Enrique Peña Nieto de ser cómplice de la delincuencia organizada, llegaron a Iguala a bordo de 22 autobuses y se trasladaron a la estela en donde se encontró el cuerpo del estudiante Julio Cesar Mondragón Fontes, se colocó una ofrenda floral y se demandó justicia por su asesinato.

Posteriormente, los normalistas y padres marcharon sobre el Periférico hasta llegar a la calle Juan Álvarez, lugar donde fallecieron Julio Cesar Ramírez Nava y Daniel Solís Gallardo. En este lugar, también hay una estela en la que cada año se coloca una ofrenda floral en honor de los estudiantes asesinados.

Luego, subieron a los autobuses y se trasladaron hasta la Estrella de Oro de donde marcharon con rumbo a la plaza Las Tres Garantías, en donde hicieron un mitin.

En entrevista, uno de los voceros de los padres de los 43 normalistas, Melitón Ortega señaló que le toca a la Fiscalía investigar las declaraciones hechas por el ex coordinador de la CRAC-PC preso en el penal de Chilpancingo, Eliseo Villar, quien sostuvo que los cuerpos de los estudiantes están en la Sierra de Guerrero.

Agregó que como familiares, considerarán todas las posibilidades y toda la información que permita saber dónde están sus hijos, pero insistió que corresponde a la Comisión Presidencial y a la Fiscalía hacer su trabajo.

Por otra parte, el Ayuntamiento que preside Antonio Jaimes Herrera colocó madera en los accesos al Palacio Municipal, para evitar que los normalistas pudieran hacer algún tipo de destrozo en el inmueble, como sucedió hace cinco años, cosa que no ocurrió.