IGUALA, Gro., 24 de enero de 2018.- “No me da la gana ser asesinada por quien dice que me ama”, fue una de las consignas que más de 300 mujeres corearon durante una marcha que realizaron en demanda de justicia para la joven Magdalena, quien fue asesinada y cocinada por su ex esposo en Taxco.

Por segundo día consecutivo, a las 17:40 horas inició la marcha rumbo al monumento a La Bandera; en la manifestación participaron mujeres de diversas profesiones, entre maestras, doctoras, psicólogas, amas de casa, trabajadoras y funcionarias del gobierno municipal.

Con pancartas en mano se pronunciaron en contra de la violencia hacia las mujeres y los feminicidios. “Hasta ahora sabemos que son 22, pero siguen desapareciendo mujeres y nadie dice nada por miedo y las autoridades no hacen nada”, expresó la integrante de la asociación Mujeres en Lucha, Jazmín Cortés Barrera.

Demandó a las autoridades federales, estatales y municipales acciones necesarias para combatir la violencia de género y que no sólo se declare la alerta. “Necesitamos tener la seguridad de que saldremos a la calle y regresaremos a nuestras casas”, apuntó.

Durante la marcha, las manifestantes hicieron una parada en la entrada del Palacio Municipal en donde exigieron la aplicación real de las acciones de la alerta de género en Iguala, que es uno de los municipios de Guerrero incluido en esta medida.

En tanto, un grupo de aproximadamente 60 mujeres también marchó en Chilpancingo para pedir justicia por el asesinato de la joven nutrióloga.

A la marcha que salió del monumento Las Banderas hacia el Centro de Chilpancingo, acudieron distintas agrupaciones de mujeres, entre ellas de la Universidad Autónoma de Guerrero y del PRD, quienes portaron cartulinas con leyendas como “Ni una más”, “Justicia” y “Yo no quiero ser la próxima Magdalena”.