TLAPA, Gro., 26 de julio de 2014.- Miles de indígenas e integrantes de organizaciones marcharon para exigir la inmediata libertad de la presa y presos, integrantes de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias Policía Comunitaria (CRAC-PC), de los cuales cuatro han sido enviados a penales de máxima seguridad fuera del estado.

Durante el recorrido, que duró varios kilómetros y partió del seminario Tonantzin, ubicado en la carretera Tlapa-Chilpancingo, mujeres y hombres reclamaron por la libertad de Nestora Salgado, Arturo Campos, Gonzalo Molina, Marco Antonio Suastegui, Samuel Ramírez, Bernardino García, así como los demás policías comunitarios detenidos por el gobierno estatal, acusados de múltiples delitos como secuestro, terrorismo y delincuencia organizada, aunque se desempeñaban como integrantes de un sistema de justicia comunitario avalado por sus pueblos, así también en leyes estatales y convenios internacionales.

Otro reclamo de los campesinos, cuyo número de asistentes se aproxima a los cuatro mil agrupados en el Consejo de Comunidades Damnificadas de la Montaña, fue la falta de la entrega de maíz prometido y pactado con autoridades del gobierno federal y estatal, ya que aunque se acordó luego de regateo gubernamental de que serían seis meses de dotación de maíz y semillas básicas no transgénicas, solo hubo dos entregas y no más.

Integrantes del Consejo señalaron que personal de la Comisión para el Desarrolo de los Pueblos Indígenas quieren obligaros a firmar un documento, en el cual se menciona que el maíz entregado es parte de un programa federal sin considerar que es un insumo necesario demandado por los pueblos, luego de la desatención tras el paso de los meteoros Ingrid y Manuel, ocurridos en septiembre que afectaron plantíos, casas, terrenos y poblados enteros.

En cuanto a la entrega de casas las autoridades se han quedado cortas y no han dotado de vivienda a los desplazados que siguen teniendo que cambiarse de lugar provisional de campamento. Comunidades de Cochoapa el Grande, Malinaltepec, Acatepec, Zapotitán Tablas y otros municipios, aunque fueron afectadas sus viviendas y su lugar de vivienda, han sido olvidados.

El director del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, Abel Barrera Hernández, tras ratificar en una concentración masiva en el zócalo de la ciudad que la gente de la Montaña demanda la libertad de Nestora Salgado, ratifica su apoyo al Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a a presa la Parota (Cecop). Exigió al gobierno respetar a los pueblos originarios y en el caso del Consejo, dotarles del maíz acordado o de lo contrario habrán de realizarse otras medidas para que no se juegue con los pueblos.

Barrera Hernández resaltó que la fortaleza de los pueblos y su convicción por exigir justicia, ha prevalecido a lo largo de los años. Rechazo la entrada de empresas mineras a la región. En respaldo a la marcha acudió la representación de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG), movimientos en defensa de la tierra y el territorio de Jalisco, Nayarit y Oaxaca, también se nombró la asistencia de representantes de la Embajada de Noruega.