CHILPANCINGO, Gro., 17 de octubre de 2021.- Colectivos feministas y vecinos de la cabecera municipal de Tixtla marcharon esta tarde en las calles de esa ciudad, tras cumplirse un año de la desaparición y el asesinato de la niña Ayelin Iczae Gutiérrez Marcelo de 13 años de edad, quien fue hallada mutilada el 19 octubre de 2020.

La marcha de más de 50 personas partió aproximadamente a las 4:30 de la tarde desde el lugar conocido como Los Arcos del barrio Del Santuario y llegó al Centro de Tixtla una hora después, donde se llevó a cabo un mitin.

Durante el mitin, una de las participantes, quien habló a nombre de la familia de Ayelin, denunció que Flora Marcelo, madre de la menor, ha sido intimidada e incluso ha recibido amenazas de muerte por insistir en el esclarecimiento del caso, por lo cual tuvo que salir de Tixtla para salvaguardar su integridad.

Sin embargo, la oradora dijo que la familia de Ayelin no va a desistir hasta que encuentre justicia y lamentó que a un año del asesinato de la menor, el caso sigue impune.

Los asistentes acusaron a la Fiscalía General del Estado (FGE) de cometer irregularidades en la investigación, porque a un año del caso no ha explicado en qué condiciones fue entregado el cuerpo de la menor y se ha negado a dar más detalles a la familia.

Pidieron que la institución garantice el acceso a la verdad, la reparación del daño, que a los presuntos responsables se les vincule a proceso y que la familia sea atendida bajo los protocolos de familiares de personas desaparecidas.

A la marcha de justicia para Ayelin, acudieron también integrantes del colectivo Familiares de Personas Desaparecidas en Chilpancingo, grupo que fundó la activista María Guadalupe Rodríguez Narciso, quien falleció a finales de agosto de este año, víctima de Covid 19.