CHILPANCINGO, Gro., 11 de febrero de 2020.- Unos 150 trabajadores de la Secretaría de Salud salieron en marcha desde el Palacio de Gobierno y avanzan hacia sus oficinas centrales en la avenida Ruffo Figueroa de la capital.

En entrevista, el enfermero de la zona 02 con sede en la región Norte, Pedro Daniel Catalán, quien fue detenido el pasado 6 de febrero en un desalojo que llevaron a cabo policías estatales antimotines, indicó que protestan porque les ofrecen un aumento de sueldo de sólo mil pesos.

“Ya Beatriz Vélez, líder sindical, ha dicho que logró aumentarnos mil pesos, son casi 4 mil pesos que ganaríamos, pero el tabulador federal indica que debemos ganar poco más de 6 mil pesos, así que seguimos en la lucha con esta exigencia y otras más”, explicó.

Dijo que también piden prestaciones de ley, que se les reconozca su antigüedad y que les den bases, ya que la mayoría de los empleados son de contrato.

Se informó que en las oficinas centrales de Salud tendrán una reunión con el secretario de Finanzas del estado, Tulio Pérez Calvo.

Daniel Catalán criticó que algunos de sus compañeros ya doblaron las manos y aceptan “migajas” para no ser despedidos, pero advirtió que los demás continuarán la lucha por sus derechos laborales.

Añadió que la marcha también es en protesta por haber sido reprimidos en el desalojo a las oficinas de la Secretaría de Salud.