CHILPANCINGO, Gro., 14 de junio de 2021.- El candidato del PRI-PRD a la gubernatura, Mario Moreno Arcos anunció que impugnará la elección al señalar que se cometieron graves irregularidades durante los comicios del 6 de junio.

“Seré el primero en defender la estabilidad de Guerrero. Sin embargo, no voy a claudicar en la determinación de ejercer mi legítimo derecho a impugnar la serie de graves irregularidades ocurridas antes, durante y después de la reciente jornada electoral”, expresó.

El anuncio de Moreno Arcos se da justo un día después de que el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) otorgara la constancia como gobernadora electa a Evelyn Salgado Pineda de Morena.

El priísta dijo que su llamado no tiene que ver con promover la violencia o la desobediencia civil y aseguró que el movimiento únicamente será en defensa de la democracia.

Insistió que su equipo jurídico recopila evidencias de que el IEPC violó los principios de certeza y legalidad, en un proceso donde fue evidente la presión hacia los órganos electorales.

Uno de los planteamientos del candidato fue que cuenta con pruebas de que funcionarios del IEPC manipularon a “ojos vistos” actas y boletas electorales.

“Contamos con los elementos necesarios para acudir a las instancias jurídico-electorales correspondientes y abrir a la luz pública, la evidente y grave violación al principio de neutralidad e imparcialidad del órgano electoral del estado, dejando en entredicho la legalidad y veracidad de los resultados en la elección y su evidente presión sobre el voto público”, abundó.

Moreno Arcos recalcó que otro de los factores fue que el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador estuvo en campaña todo el tiempo.

Pidió a sus seguidores mantener la calma y dijo que sólo se hará uso de las herramientas legales.